Circuito Turístico en Carilo, Buenos Aires
Carilo, Buenos Aires
Más que destino perfecto para los turistas exigentes, Cariló se brinda propicia para la práctica diurna y nocturna de diversos deportes náuticos y playeros, cabalgatas, y travesías en cuatriciclo. Participación en eventos artísticos y culturales; relax y deleite en los múltiples restaurantes y bares que se extienden por la ciudad; o un espectacular paseo de compras por los diferentes Paseos y Galerías del Centro Comercial; constituyen sólo una parte de la encantadora propuesta carilense.

En las afueras, encantadoras estancias campestres cautivan a los veraneantes de Cariló, situada a escasa distancia del Partido rural General Madariaga, con la serenidad de su entorno, sus delicias criollas, sus actividades y alojamiento. También una inmensa laguna bonaerense, La Salada Grande, invita a distanciarse del núcleo urbano para sumergirse en un ambiente natural y lanzarse en la pesca deportiva.
Y si todo lo anterior ya era extraordinario, villas balnearias como la ensoñada Valeria del Mar y la antigua y residencial Ostende, suman sus playas paradisíacas, sus espacios deportivos y sus deslumbrantes paisajes a la propuesta turística de Cariló, constituyendo así una opción irresistible que nadie querrá dejar de conocer y vivenciar.
Pinamar, Buenos Aires
Ciudad donde siempre brilla el sol, pero donde también la noche es incandescente, Pinamar vive las horas tardías en divertidas discotecas, cines, teatros, festivales, espectáculos, video games, importantes casinos y salas de juego. Mientras que travesías, windsurf, jet ski, sandboard, aladelta y pesca suelen ser las opciones preferidas por los turistas más activos durante el día en las playas pinamarenses.

Sus emblemáticos y cautivantes balnearios; el majestuoso cuadro paisajístico de la Reserva Dunícola; recreativas y apasionantes estancias rurales situadas a escasa distancia; la residencial, antigua y balnearia Ostende; y la fascinante, veraniega y ondulada Valeria del Mar; constituyen parte de las magníficas excursiones que componen la múltiple propuesta de Pinamar sumando sus atractivos a esta ciudad ya incomparable.

Diversión, relax, aventura y belleza, en Pinamar el verano se vive sin restricciones y con la posibilidad de satisfacer las más variadas preferencias.
Ostende, Buenos Aires
Conservando sus rasgos de ciudad residencial, Ostende brota a orillas del Océano Atlántico, a escasa distancia de Pinamar, exhibiendo orgullosa su condición de balneario más antiguo del partido. Atravesada por atractivos históricos, y bordeada por un cristalino mar que seduce a disfrutarlo, esta prometedora localidad ofrece una cartelera turística relajante, activa y prometedora de los mejores servicios y comodidades.

Ostende surge en un marco de bosques y playas de suave declive, situándose entre los destinos veraniegos más tranquilos y encantadores. Elegida por familias en busca del relax merecido de las vacaciones, también la juventud se acerca hasta estas costas a disfrutar de su propuesta siempre renovada.

Bicicleteadas, cabalgatas, travesías en cuatriciclo, actividades de aventura, Ostende es además un gran lugar para la pesca deportiva marítima, especialmente en la temporada estival cuando se torna más fácil la obtención de corvinas, tiburones, burriquetas y melgachos. Otros atractivos de esta pequeña villa veraniega son su museo, la vieja rambla que le dio origen, la casilla del Dr. Frondizi, y un espectacular casino que invita al juego.

Parada obligada para la degustación de pescados o mariscos, su cercanía con Pinamar la hace poseedora de opciones de esparcimiento variadas, perfectas para esos días en que el clima no permite disfrutar de la playa.
Valeria del Mar, Buenos Aires
Pintando su paisaje con verdes bosques y extendiendo sus encantadoras playas, Valeria del Mar ocupa un lugar privilegiado de la Costa Atlántica de Buenos Aires, a apenas unos minutos de la reluciente Pinamar. Travesías todo terreno en el sinuoso relieve; sol y mar en las majestuosas costas; recorridos por un fascinante centro comercial; movida nocturna, y mucho más, la propuesta perfeccionada de esta localidad veraniega seduce a un número cada vez mayor de turistas.

La cabalgata es una de las actividades más pintorescas de Valeria del Mar. Recorrer las orillas, los bosque, y atravesar los médanos sobre el lomo de mansos caballos, suele ser el paseo más elegido por los visitantes de esta escena donde la playa es protagonista. Las travesías diurnas y nocturnas en cuatriciclos no se quedan atrás, y las bicicleteadas las siguen de cerca, junto a jeeps gigantes que se aventuran en terrenos escabrosos. En tanto, hay quienes prefieren adentrarse en las aguas en entretenidas excursiones de pesca, y para aquellos que desean permanecer utilizando las instalaciones de los balnearios, existen opciones recreativas como las canchas de tenis y paddle.

Valeria del Mar cuenta con todos los servicios para ofrecer al turista, junto a un sector comercial, restaurantes, confiterías y pubs, y un tentador casino.
Mar de las Pampas, Buenos Aires
Despertando en la calidez del verano, unos kilómetros al pie de Villa Gesell, Mar de las Pampas se extiende en la serenidad del frondoso bosque de pinos y eucaliptos, y la satisfacción contagiosa de sus amplias playas doradas.

Majestuosamente tranquila y natural, la escasa edificación concretada en esta localidad bonaerense ha permitido la conservación de las dunas y ante-dunas. Densos espacios naturales completan el paisaje silencioso de la cautivante “ciudad sin prisa” que tienta al relax y el disfrute profundo en sus maravillosos balnearios.

Lugar donde bosque, mar y médano se combinan en una perfecta mixtura de colores, relieves y desafíos, Mar de las Pampas ostenta un único parador playero que desde el amanecer hasta bien entrada la noche brinda excelentes servicios a los veraneantes. Tragos de lo más variados, comidas rápidas, licuados, platos tradicionales en la cena, espectáculos musicales de lujo, son algunas de las cuestiones de las que se encarga este parador, las cuales se ven profundizadas por el trato cordial y personalizado de sus encargados.

Juvenil, familiar, apacible, recreativa, natural y divertida, Mar de las Pampas comienza a situarse entre los destinos veraniegos más elegidos por los turistas argentinos.

Circuito de Carilo
Alojamientos en Destinos Cercanos